• Lunes a Viernes: de 08:00 a 15:00
  • Avd Portugal, 121 Salamanca, 37006

Trucos para echar a un inquilino que no paga

Trucos para echar a un inquilino que no paga

Trucos para echar a un inquilino que no paga

Tabla de contenidos

Cuando un inquilino no paga se convierte en una situación un tanto estresante y compleja. Hoy en día hay varios trucos que son efectivos para afrontar ese momento y cubrir al dueño del inmueble. De esa forma, podrá recuperar la vivienda y desalojar al inquilino que no paga. Te lo contamos desde Seguros.Insure

Pasos iniciales antes de iniciar el proceso legal

Previo a iniciar cualquier proceso legal, es importante tener en cuenta algunas consideraciones. El objetivo es solucionar los problemas de manera amistosa antes de entrar en contenciosos.

Dialogar con el inquilino

Es el primer paso que hay que dar para intentar solucionar las cosas de forma privada. Hablar con la persona por teléfono o personalmente y ver cuáles son las razones del retraso y qué soluciones puede haber. Se podrían plantear formas de pago o similar para evitar llegar a un proceso legal.

Enviar un burofax

Si dialogar no es una solución, entonces lo mejor será enviar un burofax. Con este documento lo que se hace es dejar detallado cuáles son las cantidades que se deben. También la fecha de pago y qué consecuencias existirían en caso de que no se cumpla con el mismo. Es un registro legal en el que queda constancia que se ha informado al inquilino.

Verificación de la deuda

Para dar el siguiente paso en el proceso legal es necesario reunir todos los documentos que demuestren que hay deudas y que no es por un error. Así, se podrían tener todas las pruebas para hacer la reclamación pertinente.

Trucos y procedimientos legales para echar a un inquilino que no paga

En el momento en que el inquilino deja de pagar, hay varios procedimientos que se pueden empezar para solucionar la situación.

Presentar una demanda por impago

Lo primero que tienes que hacer es presentar una demanda por impago en el juzgado. Es un documento en el cual se incluyen todas las pruebas de que hay un incumplimiento del contrato. En ese documento se muestran todas las pruebas como el propio contrato, los registros de pago, comunicación con el inquilino, etc.

Para esto lo ideal es contar con el asesoramiento de un abogado que te ayude con todos los documentos y la presentación.

Proceso judicial y posibles respuestas del inquilino

Tras la presentación de la demanda, el inquilino va a ser notificado. A partir de ahí hay que esperar su respuesta. Esta podría ser la oposición a la demanda o el pago de la deuda.

Juicio y desahucio

Si el inquilino hace una oposición a la demanda, entonces se llegará a un juicio. Allí se deberán presentar todas las pruebas y argumentos por cada parte.

Si se decide a favor del arrendador, se emite una orden de desahucio en el que debe abandonar la propiedad. Este desahucio puede llevarse adelante con la policía y la asistencia de un cerrajero si fuera necesario.

Qué no hacer al intentar echar a un inquilino              

Cuando te enfrentas a estas situaciones de impago es importante evitar algunas acciones que puedan ser perjudiciales para el proceso de desalojo.

Acciones ilegales: cambiar la cerradura, cortar suministros

Si decides cambiar las cerraduras de la propiedad o los suministros básicos, debes saber que estarás incurriendo en acciones que son ilegales. Esto se puede ver en su momento como si fuera un desalojo forzoso, por lo que es algo no favorable.

Consecuencias de las amenazas y violencia

Al adentrarse en este tipo de acciones se podría llegar a tener graves consecuencias penales. Además, podrían ser usados en contra en lo que se refiere al procedimiento judicial si se celebra para hacer el desalojo.

Lo mejor es seguir los canales legales adecuados para asegurar la protección tanto del arrendador como del inmueble en cuestión.

Prevención y medidas proactivas

Con el objetivo de evitar el impago, puedes aplicar algunas medidas preventivas que te aporten información clave y así evitar riesgos a futuro.

Entre las posibles acciones a tomar podrían ser las siguientes:

Uso de ficheros de inquilinos morosos

Previo a la firma del contrato, se podría consultar el fichero de inquilinos morosos para saber si han tenido problemas de pago en el pasado.

Contratar un seguro de impago de alquiler

Otra de las acciones es contratar un seguro de impago de alquiler. Esto da un extra de seguridad, ya que cubre las rentas que no se pagan. También se suelen ofrecer algunos servicios extra para temas de desahucios o similar.

No dejes de consultar: Comparativa de Seguros de Alquiler

Importancia de una buena selección de inquilinos

Realizar una selección exhaustiva de inquilinos es esencial. Esto incluye verificar su solvencia económica, historial laboral y referencias previas.

Una buena selección inicial puede prevenir muchos problemas futuros, asegurando una relación arrendaticia estable y duradera.

Casos especiales y preguntas frecuentes

Cuando se alquilan inmuebles, ciertas situaciones requieren un enfoque específico para resolver posibles problemas futuros.

Situaciones de insolvencia del inquilino

Cuando un inquilino se declara insolvente es crucial consultar a un abogado especializado para explorar las opciones legales disponibles. Estas pueden ser perfectamente el llegar a un acuerdo de plan de pagos o en su defecto, por ejemplo, terminar el contrato.

¿Qué hacer si el inquilino ofrece pagar parte de la deuda?

Si se acepta un pago parcial de la deuda, se puede llegar a negociar lo restante. En caso de aceptar esto, es fundamental que se documente todo para que se legalice la situación actual.

Tiempo promedio para completar un desahucio

El tiempo para completar un desahucio puede variar significativamente dependiendo de la jurisdicción y la carga del juzgado. Generalmente, se da en un plazo de entre 6 a 8 meses desde que se presenta la demanda.

Mejores Seguros de Hogar

Noticias de seguros